Para ella

flor-dormida

Hermosa flor, te fuiste un confundido día de agosto y la lluvia ennegreció nuestra retina tempranamente mojada.

Te fuiste iluminada como siempre, radiante como el día, bella y dormida con el labio pintado de carmín, sonriendo en paz; Como si de un sueño hermoso se tratara la vida, nos brindaste tranquilidad en la intensa obscuridad de nuestra noche y entre las manos cruzadas, nos mostraste el motivo de tu inmensa fe.

Llena de flores blancas como tú, te dormiste sabiéndote bien amada, estuvieron todos presentes, desde los más chicos hasta los más grandes, desde tu madre, tus hermanos, tus hijos, tus nietos, tu pasado, tus anhelos, tus sueños, tus motivos, tu plenitud, tu amor.

Aún estas presente, todos lo sabemos, no te dejas ver, ya no lo permites, pero sigues aquí, junto a nosotros, te podemos sentir alumbrando el sendero de nuestro camino y nos esperas con amor y paciencia,  hasta aquel día en que acontezca para nosotros también la noche.

Te has convertido en un celoso y protector ángel guardián y aunque sabemos que desde donde estás nos cuidas y bendices todos los días, debemos confesarte, hermosa flor que te extrañamos hoy más que nunca y siempre para toda la vida.

Diana Hidalgo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s